SANTONJA FITNESS POINT

¡¡¡VISITE NUESTRA TIENDA!!!!

LAS ARTICULACIONES


Al igual que en medicina se dice que “la edad del hombre corresponde a la edad de sus arterias”, en el mundo del deporte, podemos decir que “el atleta tiene la edad de sus cartílagos”.

La relación entre práctica deportiva y daño cartilaginoso articular es un tema que está recibiendo cada vez una mayor atención por parte de los profesionales del deporte, ya que parece más que demostrado, que el sobreuso de las articulaciones en los deportes de alto rendimiento provoca un desgaste acelerado del cartílago.

Existen dos factores que influyen en el estado del cartílago del deportista: las cargas y la estabilidad.

Las cargas intermitentes son beneficiosas para la nutrición del cartílago, a no ser que sean excesivas (levantamiento de pesos) o que sean demasiado continuas.

Por otro lado, las fricciones por inestabilidad o movimientos demasiado forzados provocan fuerzas tangenciales sobre el cartílago que favorecen su destrucción.

Los estudios realizados muestran que la patología del cartílago articular aparece en edades tempranas en los deportistas profesionales y que el sobreesfuerzo articular es probablemente su mecanismo principal. Sin duda alguna, los impactos repentinos y las cargas pesadas son factores de riesgo de la patología del cartílago articular.

Como dice la famosa frase: “más vale prevenir, que curar” y la experiencia demuestra que para conseguir un buen rendimiento deportivo hay que cuidar y proteger el cartílago de las articulaciones.



EL CARTILAGO ARTICULAR

El cartílago es un tejido blanquecino, brillante y liso que tapiza los huesos de las articulaciones de la rodilla, hombro, dedos....

La composición del cartílago articular es:

- 20-40% de matriz extracelular, en la que se incluyen: aproximadamente un 60% de colágeno y un 40% de proteoglicanos, así como glucoproteínas, elastina y sales de calcio.

- 2% de condrocitos (células del cartílago)

- 60-80% de agua


La matriz extracelular confiere al tejido sus especiales características biomecánicas.


Uno de sus principales componentes son los proteoglicanos que se unen al ácido hialurónico formando grandes agregados que dan estabilidad a la estructura del cartílago articular.


Los proteoglicanos, están formados por un núcleo central proteico unido a cadenas de mucopolisacáridos o glicosaminoglicanos como son: el condrotín sulfato o keratan sulfato.


Por otro lado, los condrocitos son las células responsables de la formación (síntesis) de los diferentes componentes de la matriz extracelular.

Estructura de la matriz extracelular




La nutrición de las articulaciones en la prevención de lesiones

Hay que destacar el papel clave de la nutrición en la prevención de lesiones. Hoy en día todos somos conscientes de que, debido a que los huesos van perdiendo parte de su masa, necesitan ser alimentados. Por ello tomamos grandes cantidades de calcio, tanto directamente de los alimentos – productos lácteos, a veces enriquecidos con calcio – como a través de complementos dietéticos y medicación.

De la misma manera tenemos que empezar a familiarizarnos con el concepto cada día más implantado, de nutrir los cartílagos de nuestras articulaciones. Debemos pensar que igual que nuestros huesos necesitan calcio, el cartílago de la articulación necesita mucopolisacáridos, su principal constituyente.

El desgaste de las articulaciones es consecuencia de una pérdida de mucopolisacáridos, principales constituyentes del cartílago.

Los mucopolisacáridos y su función en la articulación

Los mucopolisacáridos o glicosaminoglicanos (entre los que se incluye el Condroitin Sulfato, el keratan sulfato y el ácido hialurónico), son unas sustancias que se hallan presentes de manera natural en el organismo, y que los seres humanos sintetizan y renuevan de manera fisiológica a lo largo de su vida. Cuando los mucopolisacáridos se hallan en el organismo unidos a una cadena proteica se les denomina Proteoglicanos.

Los mucopolisacáridos son uno de los constituyentes de la matriz extracelular del cartílago y cumplen una función estructural importante, aportando al cartílago elasticidad y capacidad de recuperación frente a las compresiones.

En determinadas situaciones fisiológicas: personas de edad avanzada, en los que la tasa de renovación está disminuida, o en aquellos casos donde existe un mayor desgaste articular por un exceso de ejercicio, sobrepeso, etc., los niveles de mucopolisacáridos en el cartílago disminuyen. Cuando esto sucede, el cartílago articular pierde sus propiedades elásticas y disminuye su capacidad de recuperarse frente a las lesiones.

EVOLUCIÓN DEL PROCESO DE DESGASTE ARTICULAR

FASE I FASE II FASE III FASE IV

FASE I CARTÍLAGO SANO
FASE II FIBRILACIÓN: Esta fase marca el inicio del desgaste del cartílago.
FASE III FISURACIÓN: Degradación más profunda del cartílago. Presencia de fisuras pronunciadas en el mismo.
FASE IV ULCERACIÓN: Aparición del hueso subcondral en la superficie articular, debido a la desaparición total del cartílago.

Los mucopolisacáridos, son los responsables de mantener unas adecuadas condiciones de hidratación y elasticidad. Si disminuye su concentración, se empobrecen las propiedades del tejido cartilaginoso, siendo este menos adaptable y más degradable.

Los mucopolisacáridos han demostrado aportar una mejora de la movilidad y un aumento del rendimiento articular. Su acción es lenta, por lo que su efecto no es inmediato pero sí muy duradero y positivo para el cartílago articular.

A nivel preventivo, los mucopolisacáridos son el complemento alimentario ideal para el deportista dado el alto riesgo de desgaste articular al que éstos se encuentran siempre expuestos.



PARA LA CONTINUA AMPLIACION DE ESTA SECCION ENVIAD VUESTROS ARTICULOS Y SUGERENCIAS A:

info@NutricionFitness.com

TIENDA